Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

15/01/2020 - 09:38
El activista estadounidense y pastor que luchó por los derechos civiles de los afroamericanos.
02/01/2020 - 16:27
La celebración nació en México, recuerdo de un enfrentamiento de reos en Tampico, en el 1927, día en que un gran número de uniformados perdió la vida.









Recomendado

recomendado

Foto: El Espectador
15/01/2020 - 10:16
Cada 1 de enero los concesionarios aplican alza en tarifas de peaje en carreteras concesionadas del país, y este 2020 no será la excepción.
Foto: Cortesía
30/12/2019 - 09:36
La Unidad Policial para la Edificación de Paz trabajará tres áreas clave en la construcción de una paz para todos.
Foto: Cortesía
28/12/2019 - 12:16
Con 20 uniformados adscritos al grupo de carabineros y guías se realizó la travesía por el Occidente Antioqueño.

Encuesta

¿Quiénes se verán más afectados con la salida de Uber del país?

 

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Videos Virales

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Martes, Agosto 30, 2016 - 11:26

Mientras en territorios como los departamentos de Nariño, Putumayo o Cauca el grueso de la población se conmocionó por la noticia del cese bilateral del fuego pactado entre el Gobierno Nacional y la guerrilla de las Farc que comenzó desde las cero horas del lunes anterior, otra cosa es lo que se piensa en las grandes ciudades, sobre todo en Bogotá, en donde hay gente que mira este paso como un despropósito y un peligro para la sociedad, sumándose a esas voces de quienes adelantan la campaña por el ‘no’ en el plebiscito.

Pero por qué esa ambivalencia que comienza a polarizar el país frente al proceso de paz. Una cosa piensa un campesino, afrodescendiente o indígena que ha sido carne de cañón del conflicto y otra un ejecutivo que no mira más allá de la ventana de su oficina. Los primeros tuvieron que presenciar cómo los violentos les mataron a sus seres queridos, les violaron sus mujeres e hijas, quemaron sus ranchos y provocaron su desplazamiento, además de condenarlos al destierro y la miseria.

A estas personas que vivían del campo en paz la vida se les convirtió en un infierno. Llegaron a las ciudades a mendigar, a verse humillados y a engrosar los cordones de miseria de las grandes urbes.  Atrás quedaron sus cultivos, animales, la naturaleza, las costumbres y su cultura que se hizo añicos entre el asfalto y la indiferencia de la ciudad.

Al contrario del ejecutivo o de ese empleado que sabe de la guerra por televisión, pero sin conocer las razones o consecuencias y que nunca lo toca, a ese hombre o mujer del campo el conflicto le arrebató todo y lo condenó a padecer el horror. Por eso para estas personas de la provincia la paz es tan importante y cuando está al frente un proceso que posibilita sacar de ese escenario de violencia al grupo más beligerante, la respuesta es obvia: no más guerra.

Por ese comportamiento lo más probable es que el ‘sí’ gane de manera contundente en los departamentos que más han sufrido la violencia. Un ejemplo de esto fueron las multitudinarias movilizaciones de la comunidad en Putumayo, como ocurrió en Puerto Guzmán, en donde la gente desbordó las calles en una fiesta cuando la semana pasada se conoció sobre el fin de los acuerdos en La Habana. Recordemos que esta localidad fue uno de los fortines de las Farc y en donde la gente sufrió lo indecible por su accionar y también por la retaliación de los paramilitares.

Pasa igual en Tumaco, costa de Nariño, en donde en el lapso de 5 años se perpetraron más de 500 atentados de las Farc y con una tasa de homicidios del 38 por ciento, superior a la nacional del 25 por ciento.

En este municipio tanto sus comunidades indígenas, ‘afro’ y las autoridades se han mostrado firmes en apoyar el proceso de paz y la desmovilización de la guerrilla. Nadie más que los tumaqueños han sufrido en carne propia el conflicto armado. La mayoría de familias han sido víctimas o tienen un familiar que ha resultado vulnerado directa o indirectamente.

Si las condiciones de las partes se cumplen y a regiones como Nariño llega la paz, se reactivará la producción agropecuaria que es nuestro fuerte y fácilmente podríamos convertirnos en un emporio económico por nuestra ubicación estratégica envidiable. Así como los nariñenses que han mirado destrozada su vida por la violencia, hoy solo quieren que ese capítulo sombrío de la historia del país llegue a su fin.

- Software por Activisual -