Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

15/01/2020 - 09:38
El activista estadounidense y pastor que luchó por los derechos civiles de los afroamericanos.
02/01/2020 - 16:27
La celebración nació en México, recuerdo de un enfrentamiento de reos en Tampico, en el 1927, día en que un gran número de uniformados perdió la vida.









Recomendado

recomendado

Foto: El Espectador
15/01/2020 - 10:16
Cada 1 de enero los concesionarios aplican alza en tarifas de peaje en carreteras concesionadas del país, y este 2020 no será la excepción.
Foto: Cortesía
30/12/2019 - 09:36
La Unidad Policial para la Edificación de Paz trabajará tres áreas clave en la construcción de una paz para todos.
Foto: Cortesía
28/12/2019 - 12:16
Con 20 uniformados adscritos al grupo de carabineros y guías se realizó la travesía por el Occidente Antioqueño.

Encuesta

¿Quiénes se verán más afectados con la salida de Uber del país?

 

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Videos Virales

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Martes, Mayo 1, 2018 - 16:08

Las movilizaciones del Día del Trabajador del primero de mayo, pese a que han perdido fuerza, no dejan de ser importantes porque rememoran esa fecha de 1886 que rinde homenaje a los mártires que con su protesta en Chicago, Estado Unidos, dividieron en dos la historia de los obreros, en la reducción de la jornada laboral a 8 horas, cuando lo ‘normal’ era trabajar entre 12 y 16 horas.

Pero aparte de las luchas sindicales que han sido fundamentales para el logro de mayores reivindicaciones y un trabajo digno, es necesario que abordemos lo imprescindible del trabajo para el desarrollo tanto de las sociedades y mantener la democracia, como para la misma vida de los seres humanos. Porque en nuestro país y regiones como el departamento de Nariño el gran problema es la falta de oportunidades laborales y el incremento del desempleo, así el Dane nos presente unas estadísticas diferentes, que en la realidad pierden sentido y se nota su maquillaje.

Mientras en febrero el desempleo en Colombia se ubicó en 10,8%, en marzo la tasa se sitúo en 9,4 por ciento, 0,3 por ciento menos que la registrada en igual mes del año pasado, cuando se ubicó en 9,7 por ciento. Concluyen el informe oficial que unas 130.000 personas más estaban con trabajo.

La cuestión es que esas cifras no coinciden con estudios de los gremios y por ejemplo en Pasto se afirma que el desempleo está por encima del 25 por ciento y que la informalidad, que supuestamente también está en decrecimiento según el Dane, alcanza el 60 por ciento. Un estudio de la Cámara de Comercio precisaba que en el 2017 estaba en el 56.7 por ciento y si bien bajó frente al 2016 cuando estuvo en 58.9 por ciento, es una cifra elevadísima.

La verdad es palpable y esos cientos de jóvenes que salen cada semestre o año de las instituciones de educación superior ven frustrados sus sueños y esperanzas, porque  Pasto y el resto de municipios de Nariño siguen sin ser generadores de industrias y las pocas empresas que existen no generan los suficientes empleos. De allí la responsabilidad que quienes tienen recursos económicos suficientes y en varios casos se los llevan al exterior u otras ciudades del país, se arriesguen a construyan empresa en su región.

Pero a la vez los alcaldes, el gobernador y el resto de dirigentes deben preocuparse por abonar el terreno y hacer atractiva la inversión en nuestro territorio, sobre todo en el sector agropecuario, si se tiene en cuenta que nuestra economía se basa en el campo. Es un buen momento porque con ese importante presupuesto destinado en torno al posconflicto se deben posibilitar oportunidades a través de proyectos alternativos.

El próximo presidente debe garantizar la posibilidad de abrir más campos de trabajo para los colombianos, aún más en regiones tan olvidadas y conflictivas como Nariño, Putumayo y Cauca. El problema de zonas como la costa pacífica, en donde está concentrado el conflicto armado, es la falta de inversión social y el hecho de que más del 40 por ciento del presupuesto se destine a la guerra. Un día de guerra en Colombia cuesta 22.000 millones de pesos. El monto equivale a lo que gastan tres millones de familias en comida al día, según Indepaz.

Pero también es vital inculcar desde la niñez que la única salida para un país es a través del trabajo con esfuerzo, ahínco y honradez, porque uno de los grandes males que deja la subcultura del narcotráfico es el dinero fácil.

Las naciones se construyen con el trabajo de cada persona y si este criterio se cumpliera a cabalidad, en el sentido de hacerlo con honestidad, no estuviéramos afectados por flagelos como el de la corrupción, pobreza y violencia.

- Software por Activisual -