Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

15/01/2020 - 09:38
El activista estadounidense y pastor que luchó por los derechos civiles de los afroamericanos.
02/01/2020 - 16:27
La celebración nació en México, recuerdo de un enfrentamiento de reos en Tampico, en el 1927, día en que un gran número de uniformados perdió la vida.









Recomendado

recomendado

Foto: El Espectador
15/01/2020 - 10:16
Cada 1 de enero los concesionarios aplican alza en tarifas de peaje en carreteras concesionadas del país, y este 2020 no será la excepción.
Foto: Cortesía
30/12/2019 - 09:36
La Unidad Policial para la Edificación de Paz trabajará tres áreas clave en la construcción de una paz para todos.
Foto: Cortesía
28/12/2019 - 12:16
Con 20 uniformados adscritos al grupo de carabineros y guías se realizó la travesía por el Occidente Antioqueño.

Encuesta

¿Por qué cree que quedan en libertad los delincuentes capturados?

 

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Videos Virales

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Viernes, Diciembre 9, 2016 - 08:23

No es único, son muchos. No es de ahora es de siempre. Lo sucedido con la niña raptada, abusada y asesinada por el arquitecto con apellidos de distinguidas familias no obedece a una patología mental propia de un individuo, es el producto de la manera de pensar al otro desde la posición del privilegiado, allí donde el amo es dueño de todo y la servidumbre no puede reclamar para sí ni si quiera la posición de su cuerpo.

Admirarse porque el homicida sea un niño de bien es olvidar que a estos niños de bien les enseñaron a ver por sobre el hombro a los ‘indios’ y los ‘negros’, a los ‘chilposos’ y ‘muertos de hambre’.

 Preguntar por qué lo hizo es desconocer que se hicieron hombres y mujeres escuchando dichos como: “los pobres no son solo pobres, le enciman la pereza” o “come más que hijo de sirvienta” y “con la sirvienta cama y mesa”.

Viene de una tradición esclavista en la cual las llamadas clases inferiores no prestan ninguna función diferente a la de trabajar para el amo y en los ratos libres divertirlo, aunque sea sirviéndoles de diana para el tiro o reemplazando al animal en la caza.

Allí donde los doctos ven al sicópata enajenado mental no hay más que un patrón de conducta heredado de una clase de sociedad indolente frente al despojado, al pobre. No hay ficción en las novelas de Sade, solo el reflejo crudo de una realidad vivida por él, que bien observó y criticó su ámbito aristocrático, ahí donde el dolor ajeno se convierte en placer para el que somete y subyuga a la servidumbre en el lugar del trabajo y a su prole en el los cuartos convertidos en aras de sus perversiones.

Ya llegarán a explicar lo hecho con la niña con justificaciones que buscan poner en primer momento a salvo los apellidos y luego su manera de educar a los vástagos.

 Buscarán hacerlo pasar como un loquillo más de esos que andan por ahí cometiendo esta y esa otra pilatuna, causa del dolor de cabeza de sus padres que nunca supieron qué hacer con él. Con él, en quien nunca vieron al monstruo y seguirán negándose a verlo mientras, como el rey de Milos, alimentan y protegen la bestia, no solo porque es su hijo si no porque los representa en su despotismo.

 Acudirán a todos los recursos que las leyes hechas para la disculpa lo permiten. Harán demostraciones del alcance del poder del dinero comprando fallos e indulgencias. Una vez más la víctima no solo lo será del atropello físico y moral sino de su origen y clase.

Ojalá la indignación de todos los que ahora exigen verdadera aplicación de la justicia dure lo que tiene que durar. O sea que resista el tiempo que han de buscar alargar los defensores del criminal con el propósito de poder hacer efectivo el viejo y manido truco de dilatación del proceso para sacarlo de la detención preventiva vía habeas corpus o vencimiento de términos, y darle así la oportunidad de escapar al exterior.

Ya muchas de las pruebas que pudieron servir para demostrar la culpa fueron desaparecidas o se intervinieron para quitarles validez efectiva. Después solo les queda alegar falta de pruebas o afirmar que las existentes no son las suficientes ni poseen un valor determinante, por lo tanto a los jueces no les quedará difícil argumentar un fallo en favor del acusado o exigir nueva recolección de evidencias y así hasta que la voz de los hoy indignados deje de atenderse y entonces proceder a declarar libre de cargos al reo.

Por eso la indignación debe también alimentarse del escepticismo que despierta un sistema judicial proclive a la corrupción, como ya ha quedado demostrado en más de una vez.

Por ahora ahí está haciéndose el loco, como aprendió a hacerlo de sus padres y demás antepasados.

Ricardo Sarasty

- Software por Activisual -