[-]

Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

The Sun
06/09/2019 - 11:53
El recordado portero de la Selección Colombia se metió en la historia por su inolvidable acción contra Inglaterra.
01/09/2019 - 09:29
El investigador argentino creó en 1891 el sistema de aplicación legal y metódica denominado Dactiloscópico. ¡VIDEO!









Recomendado

recomendado

05/09/2019 - 18:31
Diario del Sur
28/08/2019 - 07:23
Los seis aspirantes estuvieron presentando sus propuestas en el debate organizado por el Grupo Editorial Diario del Sur.
25/08/2019 - 17:52
Los 6 aspirantes, entre quienes estará el próximo mandatario departamental de los nariñenses, darán a conocer sus propuestas, en un importante...

Encuesta

¿Tiene claro cuál será su voto en las elecciones regionales del 27 de octubre?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Sábado, Septiembre 9, 2017 - 15:45

México vuelve a sufrir la tragedia tras ese sismo de 8,2 en la escala de Richter con epicentro frente a las costas de Chiapas y cuya cifra de muertos ha ido en aumento en la medida que se conocen más estragos en poblaciones de Oaxaca, Juchitán y Tabasco, evento que nos debe llevar a la reflexión a los colombianos, especialmente a regiones como el departamento de Nariño asentadas en zonas volcánicas.

Las narraciones de los afectados nos aterrorizan, pues el terremoto se desató en la madrugada y mucha gente pensaba que ese era el final. Casas derrumbadas con personas en el interior y familias enteras corriendo desesperadas por las calles pidiendo auxilio.

El horror se vive por todas partes en este país tan querido para los colombianos. Ayer era dramático ver el recuento en los hospitales de los heridos, como también el reporte de las autoridades de tránsito de deslizamientos en algunas carreteras.

En fin, el sismo que les volvió a recordar a los mexicanos la furia de la naturaleza, la misma que en 1932 también desató un seísmo de 8,2 grados que provocó un tsunami con un saldo de 400 muertos y el registrado el 19 de septiembre de 1985, de 8,1 grados que prácticamente arrasó con Ciudad de México y dejó una cifra de más de 10 mil muertos. Se calcula que la energía generada por el sismo fue equivalente a la de 30 bombas atómicas como la que destruyó Hiroshima.

El evento de ayer no fue tan devastador como el de ayer, pero afectó al menos una decena de estados del sur y centro de México y pudieron sentirlo unas 50 millones de personas, casi la mitad de la población nacional, en medio del pánico colectivo porque volvieron a recordar el horror de anteriores catástrofes.

Lo que le ocurre a México lo hemos vivido en Colombia con sismos u otros desastres impresionantes que han marcado nuestra historia, como el terremoto del Eje Cafetero del 25 de enero de 1999, con un saldo de 1.900 muertos y la destrucción de varias poblaciones de Quindío y Risaralda, pero la que más impactó al país e incluso al mundo fue la tragedia de Armero el 13 de noviembre de 1985, a menos de 2 meses del terremoto de México. La erupción del volcán Nevado del Ruiz arrasó con esa población y dejó más de 25 mil muertos.

En Pasto, donde estamos bajo las faldas del volcán Galeras, uno de los más activos en el mundo, pudimos sufrir su furia con una explosión el 14 de enero de 1993 que causó la muerte de 9 personas, parte de estos científicos de diferentes partes del mundo que se encontraban en la capital de Nariño en un taller de vulcanología y ese día un grupo recorría las bocas de la montaña tutelar.

Todos estos desastres nos obligan a mejorar cada  vez más en la cultura de prevención. Sabemos que no lo podemos evitar, pero sí salvar muchas vidas con todos los mecanismos que se trazan desde el sistema de gestión del riesgo de desastres. En el caso de Pasto, a raíz de ese hecho funesto en el Galeras, nos obligó a cambiar nuestros criterios que eran apegados a la costumbre de creer que el volcán por estar junto a nosotros era amigo y además, no estar preparados ante la violencia de la madre tierra.

Hoy estamos más dispuestos que hace 20 o 25 años, pero tenemos que hacer de la prevención nuestro diario vivir y saber que cuando llegue el momento todos los mecanismos estén dispuestos para la evacuación y protección. Los gobiernos también están obligados a invertir en esa materia porque es la única manera de mitigar los efectos devastadores de un evento natural.

- Software por Activisual -