[-]

Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

27/07/2019 - 09:18
El consumo de alcohol, el tabaquismo y la infección del VPH aumenta los riesgos de esta enfermedad. [VIDEO]
08/06/2019 - 08:57
Un día como hoy pero en 1929 en Bogotá, asesinado el estudiante Gonzalo Bravo Pérez y luego de denunciar la masacre de las Bananeras.









Recomendado

Encuesta

¿Cuál cree que es la mayor causa de los accidentes con motociclistas como víctimas?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Miércoles, Marzo 15, 2017 - 13:23

En Colombia, cada día crece el número de trabajadores cuyo nivel de educación excede las exigencias para el desempeño del cargo. Al mismo tiempo, aunque ha descendido notablemente en los últimos años, se mantiene un nivel importante de trabajadores cuyo nivel de educación resulta inferior a las exigencias de su puesto, sostiene un documento realizado por la Universidad Externado de Colombia.

Así, se configura el fenómeno del “desajuste educativo” que, por exceso o por defecto, alcanza el 50% de los ocupados en el país y que se considera elevado en comparación con estudios similares llevados a cabo a nivel internacionales.

Una lamentable consecuencia, en el caso de la sobre - educación, es que no siempre los esfuerzos realizados por alcanzar mayores niveles educativos, se ven compensados con salarios proporcionales a tales esfuerzos.

Esas, las conclusiones del estudio que, sobre el particular, incluye el boletín número 16 del Observatorio del Mercado de Trabajo y la Seguridad Social del Externado.   

El documento, titulado “Mercado laboral y educación: desajuste educativo en Colombia”, señala que, entre 2009 y 2016, mientras la sub-educación, esto es, el escaso nivel de educación formal para los trabajos realizados, bajó de 35,3% a 30,3%, la sobre-educación aumentó de 14,9% a 20,1%.

El concepto de “desajuste educativo”, explican los investigadores, se refiere a la diferencia entre los niveles educativos de los trabajadores y los requerimientos educativos exigidos en sus ocupaciones. Se habla de sobre-educación cuando el trabajador tiene un nivel educativo mayor al exigido en su ocupación y de sub-educación, en caso contrario.  Si hay coincidencia entre los niveles educativos que detentan los trabajadores y los exigidos por los puestos de trabajo en los cuales se desempeñan, se habla de ajuste educativo.

Otros de los hallazgos encontrados por la investigación son:

El desajuste educativo en el mercado laboral es menor entre los trabajadores que han completado sus estudios superiores.  Sin embargo, existen notorias diferencias entre ellos. La gran mayoría de los postgraduados y de los profesionales están correctamente ocupados; en cambio, el 66,3% de los técnicos y tecnólogos resultan sobre -educados. En cuanto a la sub-educación, los mayores niveles los experimentan los trabajadores con educación primaria o menos.

Aunque el desajuste educativo es similar entre géneros, las mujeres colombianas tienen mayores niveles de sobre-educación que los hombres.

La población joven colombiana presenta una mayor incidencia de la sobre-educación. En edades más avanzadas la sub-educación se incrementa de manera importante y es especialmente alta en la población mayor de 55 años.  En todo caso, el desajuste educativo es un problema más notorio entre los trabajadores de mayor edad.

Las ramas económicas intensivas en capital -trasporte y comunicaciones, establecimientos financieros, electricidad, gas y agua, y minería- tienden a presentar proporciones elevadas de sobre-educación, mientras que aquellas intensivas en trabajo experimentan niveles altos de sub-educación -en especial, la construcción y el comercio, los restaurantes y los hoteles-.

Para los trabajadores asalariados resulta más fácil encontrar trabajos adecuados para sus capacidades o conocimientos. Por su parte, los trabajadores independientes tienen menores niveles de sobre-educación, pero mayores tasas de sub-educación.

El ingreso promedio de la población sobre-educada resulta ser inferior si se compara con el de toda la población trabajadora que ha alcanzado ese mismo nivel educativo. De lo anterior se deduce que los recursos y esfuerzos invertidos en buscar una mejor educación, no siempre son compensados por un ingreso laboral acorde a los conocimientos y competencias adquiridas por el trabajador, especialmente en la población con educación terciaria. Por su parte, los trabajadores sub-educados reciben ingresos laborales superiores a sus pares con el mismo nivel educativo en condición de ajuste educativo, pero inferiores a aquellos que se desempeñan en la misma actividad y tienen una mayor educación.

Los trabajadores sobre-educados colombianos tienen una mayor probabilidad de encontrarse insatisfechos con su ocupación actual, si se comparan con los que están en estado de ajuste educativo y sub-educación.

El informe del Observatorio destaca cómo el desajuste educativo no solo tiene consecuencias sobre los salarios y la satisfacción de los trabajadores.

De hecho, tanto la sobre como la sub-educación implican un desajuste de competencias, entre trabajadores y puestos de trabajo existentes, que impide a los países aprovechar todo el potencial de su fuerza de trabajo y, por tanto, limita el crecimiento de la productividad y de la economía nacional.

Aseguran los investigadores que al consolidarse la tendencia hacia mayores niveles de educación por parte de los colombianos, la sub-educación se reducirá, pero si las empresas no incrementan su inversión en capital humano y físico, lo cual a su turno aumentará la demanda de trabajo calificado, la sobre-educación puede seguir creciendo.

De aquí la importancia de una eficaz política educativa y formativa. Los resultados de este trabajo resultados sugieren que sería necesario concentrarse en la mejora de la educación técnica y tecnológica y en el apoyo a los estudiantes más jóvenes que se gradúan de estos cursoSe prevén dificultades en la situación laboral

Los más importantes indicadores económicos de finales del año 2016, hacen prever dificultades en la situación ocupacional en el momento en que se desplieguen por completo los efectos de la recién aprobada reforma tributaria, según señala en el Capítulo dedicado a la coyuntura laboral, que tradicionalmente incluye en Boletín del Observatorio del Mercado de Trabajo y la seguridad Social de la Universidad Externado de Colombia. 

El número 16 de la publicación, advierte nubarrones en el panorama laboral urbano, al tiempo que en el medio rural identifica notables repuntes en los indicadores.

Entre las conclusiones del estudio de la coyuntura laboral se destacan:

La desaceleración económica, causada fundamentalmente por la caída de los precios del petróleo a partir de 2014, ha reducido progresivamente la capacidad de generación de empleo de la economía colombiana, hasta ubicarla por debajo del crecimiento de la población en edad de trabajo.

La consecuencia ha sido una reducción de la tasa de ocupación (ocupados en relación con la población en edad de trabajar). Incluso, en los meses de marzo y julio de 2016, el empleo nacional se contrajo en términos absolutos, comparativamente con los mismos periodos de 2015.

Sin embargo, esta reducción no ha estado acompañada por aumentos proporcionales de la tasa de desempleo (desocupados en relación con la población económicamente activa), probablemente debido abandonos masivos del mercado laboral, es decir de grupos que pasan de ser laboralmente activos a condición de inactividad.

Una vez se difundan los efectos de la recién aprobada reforma tributaria, es de esperar impactos  considerables sobre los ingresos y el consumo final de los hogares.  “Por un lado, disminuirá el aporte de los hogares a la demanda agregada y por el otro empujará a sus miembros a ofrecerse en el mercado laboral para compensar la caída de los ingresos familiares”. De esta manera, el crecimiento del empleo seguiría estancado y el mercado laboral podría llegar a experimentar presiones al alza en los niveles  del desempleo.

“El empleo más afectado ha sido aquel en pequeñas empresas –los trabajadores familiares, empleadores, asalariados y jornaleros en establecimientos con hasta cinco trabajadores de personal disminuyeron 4,9% durante los primeros nueve meses de 2016. El servicio doméstico, por su parte, se contrajo 7,2% en el mismo lapso de tiempo”.

 

- Software por Activisual -