[-]

Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...

Especiales

Foto: Reuters
18/05/2019 - 16:47
El propósito es concientizar al público sobre el papel que cumplen estos recintos en el desarrollo de la sociedad.
Granma
27/04/2019 - 11:15
Las primeras elecciones con sufragio universal en el país africano, significaron la abolición de una medida marcada por masacres, injusticias y dolor.









Encuesta

¿Cuál institución tiene menos credibilidad para usted?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Viernes, Marzo 29, 2019 - 16:27

Su nombre es Patricia Escudero y es la representante en Colombia de la Cruz Roja Noruega en Colombia, con sede en la capital del país. “Soy española, nacida en Madrid –complementa- y luego de decir que trabaja con los noruegos, ella ríe. ¿Por qué esa risa?, le pregunto. “Porque me contrataron por mis ojos azules”, esta vez suelta una carcajada porque, evidentemente, no tiene ojos azules.

Es administradora de empresas, tiene una maestría en márquetin social y otra en pobreza y desarrollo, con énfasis en el estudio de la pobreza crónica en el mundo.

Si bien vive en Bogotá desde que se vinculó con la Cruz Roja Noruega, ha estado en Colombia desde 2014, cuando se encontraba vinculada con otra organización internacional, la cual dedicaba sus esfuerzos en la reducción del trabajo infantil. Es decir, siempre ha estado enamorada de lo social.

Trabajar para la Cruz Roja Noruega en Colombia no fue una experiencia del todo nueva, pues Patricia Escudero ya lo había hecho con la Cruz Roja Española en Filipinas, para la cual trabajó tres años y medio.

Su responsabilidad actual es coordinar todos los proyectos que cuentan con financiación del gobierno noruego y que son canalizados a través de la Cruz Roja Noruega, los cuales se implementan conjuntamente con la Cruz Roja Colombiana.

Patricia se declara felizmente casada con un colombiano, con quien tiene una hija colombiana. Por eso afirma que ahora tiene dos patrias a las que ama, como son España y Colombia. Ha logrado adaptarse al trajín y al estrés que genera una ciudad como Bogotá y hasta le gusta el ajiaco santafereño.

Ha seguido de cerca, a través de los medios de comunicación y de las propias experiencias que ha tenido en sus visitas a territorios marginados azotados por la pobreza y la violencia, en cumplimiento de su trabajo social, todo lo relacionado con el proceso de paz con la guerrilla de las Farc. Califica la etapa del posconflicto como un momento muy significativo y crucial para el país, en su propósito de consolidar la pacificación nacional.

Eso le permitiría a Colombia dejar de invertir muchos millones de pesos en atender la lucha armada interna y dedicar mejor esos recursos a la inversión social en regiones golpeadas duramente por la violencia generada por el narcotráfico y el conflicto interno.

“Sin duda, esta es una inmejorable oportunidad para llevar paz a todos los rincones que han sufrido los rigores de la violencia, el desplazamiento y la pobreza”, expresa la joven y jovial ejecutiva española.

Atraída por el innegable éxito y cumplimiento de los objetivos planteados con los proyectos sociales que financia el gobierno noruego en Nariño y que ejecuta la regional de la Cruz Roja que dirige el economista Francisco Miranda, Patricia Escudero visitó por varios días al departamento e hizo presencia en lugares donde prácticamente solo el emblema de la Cruz Roja es recibido con confianza y respeto tanto por las comunidades como por los actores armados que hacen presencia en el entorno.

Es, a no dudarlo, otra realidad profunda, misteriosa y tensionante, poco y nada conocida por la mayoría de nariñenses y aún por quienes representan al Estado.

DIARIO DEL SUR la abordó en las horas finales de su estadía para conocer sus impresiones sobre lo que vio y sintió en su travesía por uno de los territorios de ese Nariño profundo.

 

 

La visión de Noruega

 

  • No es común la presencia de noruegos en nuestro país en calidad de turistas, empresarios, inversionistas o ejecutivos públicos o privados. Sin embargo, a través de la ayuda social han cumplido un importante papel en bien de las comunidades menos favorecidas.

 

  • ¿Cómo hace un país como Noruega para tener de Colombia y de su conflicto una visión real, equilibrada y no sesgada sobre ese tema?

 

  • “Esta es una pregunta que resolverían de una mejor manera funcionarios del gobierno noruego. Nosotros somos una organización que ejecutamos recursos públicos de Noruega, destinados a lograr positivos impactos sociales en territorios de países como Colombia, históricamente marginados y más aún si aparte de ello han sido afectados de una manera profunda por un conflicto armado interno, del cual han sido víctimas. Nuestra misión es eminentemente humanitaria y no hacemos juicios sobre lo que sucede en una nación a la que servimos”.

“Sin embargo, puedo imaginarme que el gobierno noruego ha logrado obtener una visión clara y equilibrada sobre lo que ha pasado y está pasando en Colombia, gracias al cruce de informaciones obtenidas a través de distintos actores de la realidad colombiana, tanto gubernamentales como no oficiales, políticos y no políticos, siendo un ingrediente esencial el conocimiento acumulado y las experiencias de la Cruz Roja”.

 

Más allá de la violencia

 

Cuando Patricia Escudero vivía en su natal Madrid cada vez que los medios se ocupaban de Colombia, aparte de su ciclismo y el fútbol, casi invariablemente los noticieros enfocaban el conflicto armado y, en ese contexto, Tumaco era un referente constante de narcotráfico y violencia permanente. No imaginaba que, un día, la vida y su trabajo, la traería por esos inquietantes lares.

“Después de visitar el municipio de Tumaco y en particular a las comunidades en cuyo favor hemos ejecutado proyectos sociales financiados por el gobierno noruego, y luego de ser testigo de la manera que esas mujeres y esos jóvenes, también los niños, demuestran una enorme capacidad de resiliencia que les permite, en medio de sus extremas condiciones, soñar con un futuro menos duro y, si se quiere, amable, no tengo sino palabras de profunda admiración y respeto por quienes deben ser tomados como ejemplo de superación”.

 

-¿Qué escenas le impactaron en particular, protagonizada por esas mujeres, adolescentes y niños, afrodescendientes luchando por salir adelante?

 

  • “Con ellos hemos venido ejecutando un proyecto muy hermoso al que denominamos ‘Resiliencia y salud comunitaria para Tumaco’. Para ello se han creado comités de salud, o comités de entornos saludables que son los encargados de velar por el monitoreo y la prestación satisfactoria de los servicios de salud para toda la comunidad”.

 

  • Con esa estrategia la Cruz Roja Colombiana y la Cruz Roja Noruega logran el empoderamiento de la población beneficiaria para que a futuro puedan seguir manteniendo vigente esta estrategia.

 

Pero las dos entidades de socorro han ido más allá, pues son conscientes que la prestación oportuna de los servicios de salud sin que exista al mismo tiempo otra inversión paralela en agua y saneamiento, se dejaría de atender un tema que tiene que ver con la prevención de enfermedades cuando en una comunidad no dispone de agua apta para consumo humano y no hay, además, un entorno ambiental saludable.

 

¿Qué le han planteado ustedes a las autoridades de salud en el departamento?

 

  • “Nosotros tuvimos una reunión con el director del Instituto Departamental de Salud, señor Bernardo Ocampo, con el fin de exponerle las bondades que ha demostrado este proyecto de agua y saneamiento en bien de una comunidad que ha sufrido por décadas la falta de solución a sus necesidades básicas. Resulta gratificante comprobar los avances y el impacto logrado”.

 

  • ¿De qué más hablaron en esa reunión?

 

  • “Le pusimos de presente al señor director que las mujeres y los niños de la comunidad, que según sus costumbres son los encargados de recolectar el agua en sus fuentes para el consumo de sus hogares, para hacerlo debían recorrer largas distancias y atravesar tierras que tienen presencia de actores armados, lo que supone para ellos un peligro latente”.

 

  • “Gracias a nuestro proyecto estas personas ya no tienen necesidad de caminar muchas horas para conseguir agua, sino que ya cuentan con su acueducto y alcantarillado”.

 

Reconocimiento a las mujeres

 

-¿Qué impresión le dejaron las mujeres de la comunidad?

 

“Notamos que la gran mayoría de personas que trabajan en el servicio social son mujeres, que además de cumplir con sus arduas labores hogareñas y también trabajar, muchas recolectando conchas, sacan tiempo para servir a los demás sin ganar un peso por ello.

 

Me impactó sobremanera que ellas mismas, ante la ausencia de sus compañeros que estaban trabajando, se ponían a cavar profundas zanjas donde fuera necesario para llevar el líquido desde sus fuentes a través de tubos o mangueras. No importa las altas temperaturas. Eso es sencillamente conmovedor y un ejemplo de empoderamiento social, digno de mostrarlo al mundo”.

 

 

  • Ustedes también desarrollan un programa para atender casos de violencia sexual basada en género.

 

“En este punto los países del mundo tienen que admitir que este grave problema de la violencia sexual contra las mujeres, basada en género, aún no lo han logrado visualizar lo suficiente. Falta mucha concientización sobre este tema que se ha utilizado como arma de guerra o de control social. En medio de tan difíciles circunstancias esa resiliencia que demuestran estas mujeres afrodescendientes, muchas de ellas convertidas en lideresas de sus comunidades, es de avalar y resaltar ante la faz del mundo”.

 

 

- Software por Activisual -