¿Adiós al tapabocas?

Manuel Rosero

El tapabocas fue uno de los primeros elementos que fueron utilizados para prevenir el contagio del nuevo coronavirus que en nuestro país llego en marzo de 2020.

Desde que se impartió la orden se su uso se vio una gran cantidad de modelos, desde los más económicos hasta los más costosos, algunos llegaban sumar una importante cantidad de dinero, todo pensando en evitar contagiarse del virus.

En un principio se vio tapabocas en todos los modelos, colores, materiales, en fin, una variedad que incluso se volvió parte habitual del vestuario de muchas personas que incluso llegaron a combinarlo con otras prendas de vestir, ya se la camisa, chaqueta, entre otros.

Ante esto en un reciente estudio realizado por investigadores británicos de la Universidad de Cardiff, en Gales, señaló que el uso del tapabocas podría hacer más atractivas físicamente a algunas personas. Incluso, el atractivo sería aún mayor para quienes usan los cubrebocas de tipo quirúrgico.

Según esto la percepción de las personas habría cambiado completamente durante el último año de pandemia, pues en una investigación realizada antes de que llegara el covid-19, se evidenciaba que las personas creían que el uso de tapabocas restaba belleza.

Al parecer, el uso constante y obligatorio de este elemento de bioseguridad habría hecho que ya no se relacione con personas que tengan alguna “enfermedad o padecimiento”, como se evidenció en el pasado estudio.

Ahora, de acuerdo a la reciente investigación, el tapabocas quirúrgico está más enlazado con el personal médico, lo que transmite tranquilidad y seguridad entre la comunidad.

Al parecer, el uso constante de los tapabocas y la crisis del covid-19 influyó en la psicología de las personas, haciendo que dejaran de relacionar estos elementos con personas que tenían enfermedades graves.

A su vez, otra razón por la que el tapabocas haría más atractivas a las personas es porque al tener la nariz y labios cubiertos, la atención de quien nos mira está centrada en los ojos, generando un mayor impacto a la hora de comunicarnos.

Además, al no poder observar una parte del rostro de alguien más, se crearía mayor expectativa sobre su belleza, ya que el cerebro tiende a completar los espacios que no puede ver.

Asi que ténganse los que vieron en el tapabocas un elemento de conquista ya que no pueden cubrir su belleza tropical y tiene que volver a la cruda realidad.

Por: Manuel Antonio Rosero Trejo

Category

Espectáculo

Publicado2022-06-25

La boxeadora Ingrit Lorena Valencia y el bicicrosista Carlos Alberto Ramírez recibieron de manos del presidente Iván Duque el pabellón nacional en re

Horóscopo

Publicado2022-06-25

La boxeadora Ingrit Lorena Valencia y el bicicrosista Carlos Alberto Ramírez recibieron de manos del presidente Iván Duque el pabellón nacional en re

Video juegos

Publicado2022-06-25

La boxeadora Ingrit Lorena Valencia y el bicicrosista Carlos Alberto Ramírez recibieron de manos del presidente Iván Duque el pabellón nacional en re