Dirigentes fósiles

Chucho Martinez

En la página 1.23 de El Tiempo 5.09.2021 se informa que desde el 2016 identificaron y asignaron obras de confiabilidad para la red de transporte de gas, que ahora se intenta construir. En el 2020 la Unidad de Planificación Minero Energética Upme adoptó un nuevo plan de abastecimiento de gas (en el que no aparece Nariño), para cuya construcción el 21 de octubre se reciben sobres de proponentes y el 16 de noviembre se abren las propuestas económicas. La obra cuesta US 800 millones y sus beneficios a 10 años serían de US 2.500 millones.

El mapa muestra que la red llegará hasta Popayán y a Cartagena y Buenaventura llegarán buques que importarán gas, a Tumaco no. Este nuevo atentado al futuro de Nariño ocurre no obstante que, el Plan de Desarrollo de Samper 1994-1998 incluyó la construcción del poliducto Yumbo-Pasto. Por eso se promulgó la Ley de fronteras 191/1995 que en su artículo 55 aprobó un subsidio mientras se construye el poliducto.

Nos niegan este derecho no obstante que, el 13 de diciembre del 2019 la Upme, el Ministerio de Minas y la empresa Delvasto y Echeverri Asociados publicaron el estudio de factibilidad técnica y económica de la construcción del poliducto para el transporte de gasolina, diésel, jet y GLP (Gas Licuado) entre Yumbo y Pasto o su área de influencia avalando aspectos técnicos, económicos, sociales ambientales y jurídicos.

Informa que es más barato el transporte de combustibles por el poliducto que en carros, garantiza la continuidad del suministro para estabilizar precios, evitando sobrecostos que asume el consumidor, ayuda a controlar el contrabando, es amigable con la naturaleza, salvaguarda la soberanía nacional y es rentable económicamente para los inversionistas, inclusive en el caso de paros, bloqueos y contrabando.

La solución de fondo es la energía alternativa, mientras tanto, que cumplan lo aprobado. 

Por: Chucho Martínez

Category