EL AVANCE DE LA GUERRA
Carlos Álvarez.

A medida que avanza la guerra en Ucrania, cambian las circunstancias no solo para Rusia y los invadidos sino la situación política y económica mundial. El día viernes se difundió la noticia desde Beijín, que el gobierno chino tomaba medidas precautelarías con sus inversiones en Rusia o de propiedad de aquella potencia, por temor a retaliación de Occidente con sanciones económicas como las impuestas a Rusia.

En México se encendieron las alarmas por la detección de un enclave de espionaje ruso, que tendría sus tentáculos en América del Sur.

La reunión del G20 en Varsovia, fue un acontecimiento significativo para ratificar el apoyo de Europa alrededor de los Estados Unidos, (léase OTAN) frente a Putin, donde se acordaron nuevas sanciones y una advertencia a China. Así mismo el presidente Biden ofreció gas para Europa, sustitutivo del que viene de la potencia dirigida por Putin tendiente a ahogar la economía de este. Pero el presidente riposta estableciendo el pago a sus ventas al exterior en rublos en lugar de las divisas habituales principalmente del dólar o euros y otras.

Por el lado militar, se ha sabido que las bajas del Ejército ruso pasan de 1,500 lo que seguramente no estaba previsto y denota una tenaz resistencia de Ucrania con una capacidad muy inferior, por tanto con una afectación a civiles que llegan a 10 millones en un penoso éxodo hacia varios países.  Y no podía faltar la perla de Duque: envía donación a Ucrania, cuando aquí están pasando hambre los niños de la Guajira y otras partes y tantas necesidades parecidas a las de una guerra. Consecuencia de entrar a la OTAN, un acto de lambonería con Biden. El miembro que menos tiene son 200 bombarderos, nosotros 12 aviones destartalados. Seguro pensará que deja un invaluable legado de estadista. ¿Quien se duele del hambre y muertes nuestros?

Category