En recuerdo del doctor Goyeneche

Jorge Carvajal Pérez

Hoy, cuando estamos a 22 días para las elecciones presidenciales, me viene a la memoria el nombre del doctor Gabriel Antonio Goyeneche, quien se hizo famoso por ser el candidato vitalicio a la Presidencia de la República y por sus propuestas estrafalarias.

Con seguridad para las generaciones actuales el nombre del doctor Goyeneche, es desconocido puesto que sus años de campaña como aspirante independiente a la Presidencia de Colombia, fueron de 1958 a 1974, año en el que se retiró.

Confieso que el doctor Goyeneche fue una persona a la que me hubiera gustado entrevistar. Un personaje que bien pudo encajar muy bien en el realismo mágico de Gabriel García Márquez, pero, aunque yo ya estaba vinculado con los medios de comunicación, en 1974, fecha de su retiro, yo era muy joven.

El doctor Goyeneche nació en Socha, Boyacá, y siempre se le podía encontrar en los alrededores de la Universidad Nacional de Colombia en Bogotá, donde vivió en una de los recintos de la Facultad de Veterinaria.

Sobrevivió de la venta de panfletos, a 5 centavos la unidad, en los que plasmaba las propuestas de su plan de Gobierno que se proponía desarrollar una vez fuera elegido como presidente de la República.

Es así como entre sus promesas estaba la de construir un techo gigantesco para proteger a Bogotá de las lluvias, pero cuando se le hizo notar lo costoso de semejante idea, cambió su propuesta a otra más “barata”: dado que Colombia no estaba en guerra con nadie, se destinara a los aviones de la Fuerza Aérea a bombardear las nubes cargadas de agua que se acercaran a Bogotá.

También propuso pavimentar el río Magdalena, obra que calificó como “muy sencilla”, puesto que solo era echarle al agua, arena y cemento. Otra de sus iniciativas fue echarle anís a todos los ríos, para que se convirtieran en aguardiente.

Quienes lo escucharon afirman que el doctor Goyeneche, quien en sus aspiraciones no alcanzó a sumar mil votos, tenía buena oratoria y en sus discursos derrochaba un humor brillante.

En síntesis, un encantador mamagallista de 7 suelas, que en 1978 cuando murió se llevó la propuesta para acabar con la pobreza:
"Para hacer un rico cada día en cada cuadra, a diario se escogerá un individuo pobre que habite en una manzana de la ciudad. Los demás habitantes, sean quienes fueren, le darán al seleccionado un peso. Así el desdichado compatriota saldrá de sus necesidades inmediatas. Al día siguiente otro será el favorecido con el peso general y con el tiempo todos seremos ricos por igual".

¡Muchas gracias doctor Goyeneche!

POR: JORGE HERNANDO CARVAJAL PÉREZ

Category

Espectáculo

Publicado2022-06-26

El Zenit de San Petersburgo viene de firmar una temporada importante en la Liga Premier de Rusia, al hacerse con el título en la edición 2021-22, y t

Horóscopo

Publicado2022-06-26

El Zenit de San Petersburgo viene de firmar una temporada importante en la Liga Premier de Rusia, al hacerse con el título en la edición 2021-22, y t

Video juegos

Publicado2022-06-26

El Zenit de San Petersburgo viene de firmar una temporada importante en la Liga Premier de Rusia, al hacerse con el título en la edición 2021-22, y t