La juventud y el ejercicio electoral

Jorge Arturo Bravo

A través de la historia de los pueblos y de las luchas populares, la juventud ha venido reclamando espacios de participación, en los diferentes estamentos de gobierno, en las corporaciones de elección popular, particularmente; se necesitaron más de 200 años desde las luchas independentistas donde los jóvenes fueron los protagonistas, hasta 1986 cuando el gobierno empieza a pensar en la importancia de los jóvenes, dada la situación que vivía Colombia y el mundo entero.

Se pensó que para hallar la solución a esa problemática juvenil, drogadicción, sicariato, desempleo,  delincuencia, se encargó a diez sabios para que buscaran dónde estaba la causa, y se dijo entonces que estaba en la educación; nació la ley 115 o Ley General de Educación y con ella nació el personero estudiantil, elegido por voto popular de sus compañeros, para que se vayan metiendo en el ejercicio electoral y democrático del país, y sean ellos quienes, desde los bancos escolares, empiecen a buscar soluciones, pero no dieron resultado porque no estaban preparados para ese nuevo rol.

La situación y problemática juvenil continuaba, aún continúa, entonces se pensó en dialogar y escuchar a los mismos jóvenes, hubo diálogos municipales, departamentales, zonales y el Gran Diálogo Nacional, participaron en ellos jóvenes entre los 14 y 28 años de edad de todo el país. El resultado: La Ley 375 o Ley de la Juventud, promulgada el 4 de julio de 1997 y junto a ella nacieron los Consejos Municipales, Departamentales y Nacional de Juventud, elegidos mediante el voto popular de los jóvenes entre los 14 y 26 años de edad.

Se buscaba que sean ellos, los elegidos, los encargados de gestar sus propios planes, programas y proyectos tendientes a encontrar la solución a sus problemas, pero tampoco han dado resultado porque al gobierno, como el caso de Pasto, les ha importado “un carajo” y además, porque en Pasto como en Colombia se acabaron los verdaderos líderes, pues los pocos que teníamos terminaron absorbidos por la politiquería envilecida y corrupta.

Hoy, con bombos, platillos, timbales y “el periodismo lambiscón”, anuncian que el próximo 5 de diciembre, se elegirá en todo el país, los nuevos Consejos Municipales de Juventud, y para el caso de Pasto se afirma que hay 1.541 candidatos, ya les llaman líderes, de ellos solo 17 serán los elegidos; lo grave, que la mayoría representa a los partidos políticos tradicionales Liberal y Conservador; Centro Democrático, Partido de la U, etc., ¿será entonces un consejo independiente, autónomo?

Por: Jorge Arturo Bravo

Category