LAS CURULES DE LA PAZ EN NARIÑO

EDITORIAL

La gran novedad que presentan las elecciones legislativas para el Senado y la Cámara de Representantes que se llevarán a cabo el 13 de marzo del próximo año, es la realización por primera vez y en la misma fecha, de los comicios especiales para las curules de la paz, que se llevarán a cabo en 16 circunscripciones de todo el país.

Nos estamos refiriendo a unas elecciones que fueron fruto de la firma del Acuerdo de Paz, firmado por el Gobierno Nacional y la entonces guerrilla, de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Farc, mediante las cuales la intención primordial es que las víctimas del conflicto armado tengan una representación en el Congreso de la República, para de esta manera, coadyuvar por la paz de sus respectivas regiones.

 

"Lo que se quiere es que las víctimas de la violencia lleguen al Congreso de la República y se conviertan en un escudo que le haga frente a la violencia que sigue sacudiendo a sus regiones. Es el trabajo que se espera de ellos para ver si por fin, la paz empieza a asomar en nuestro departamento de Nariño".

 

En el caso de nuestro Departamento, esa intención nos parece transcendental, puesto que para nadie es un secreto que, durante los largos años de conflicto armado en esta zona sur del país, no hay duda que Nariño, fue uno de los más afectados en Colombia, en especial en la costa pacífica de Nariño y lo que es peor, a pesar de la firma de la paz, los episodios de violencia no han disminuido en la región y, al contrario, se han incrementado de manera alarmante, no solo en la costa, sino en varios municipios de la Cordillera.

En este orden de ideas y ante las circunstancias que hemos expuesto, nos parece que estas elecciones para las curules de la paz, deben ser tomadas con la mayor seriedad y aprovechar a los líderes que tenemos en las diferentes regiones de nuestro departamento, para que postulen sus nombres y tengan la oportunidad de luchar por la paz de las diferentes comunidades.

Precisamente, no es fruto del azar ni mucho menos, la escogencia que hicieron las autoridades electorales de los 16 municipios de Nariño que serán escenario de estas elecciones de las curules de paz. No, durante el conflicto armado y ahora, esas zonas fueron duramente golpeadas por los enfrentamientos, los ataques, el terrorismo, con un terrible saldo de miles de muertos y una enorme destrucción.

De esta manera, tenemos que el próximo 13 de marzo de 2022, las elecciones de las curules de la paz, tendrán como escenarios, los municipios de Barbacoas, El Charco, La Tola, Magüí, Mosquera, Olaya Herrera, Francisco Pizarro, Ricaurte, Roberto Payán, Santa Bárbara y Tumaco, en la Costa Pacífica y Cumbitara, El Rosario, Leiva, Los Andes y Policarpa, en la zona de la cordillera.

También nos parece de mucha importancia los procesos de socialización sobre lo que será este proceso electoral, que desde hace varios días se vienen haciendo en los territorios mencionados. Se trata de unas jornadas en extremo necesarias al tratarse de un proceso electoral nuevo, razón por la cual son muchas las personas que desconocen cuáles serán los procedimientos a seguir.

Por ello, en un principio, la aprobación de estas curules en la Cámara de Representantes, para que las víctimas tengan una efectiva representación en el Congreso de la República, fue causa de mucha polémica, puesto que inclusive se llegó a afirmar que las curules serían ocupadas por exguerrilleros.

Ahora sabemos, de acuerdo con la reglamentación que regirá para estas elecciones, que ello no puede ocurrir, puesto que los requisitos para ser candidatos en estas elecciones son bastante severos y eliminan esa posibilidad.

Lo que se quiere es que las víctimas de la violencia lleguen al Congreso de la República y se conviertan en un escudo que le haga frente a la violencia que sigue sacudiendo a sus regiones. Es el trabajo que se espera de ellos para ver si por fin, la paz empieza a asomar en nuestro departamento de Nariño.

Category