Lo vamos a extrañar senador Robledo
Carlos Lagos

El programa Sapiens del Centro de Pensamiento Libre realizó un reconocimiento al senador Jorge Enrique Robledo, la presentación de este tolimense estuvo a cargo de uno de sus copartidarios en la lucha política y en la academia, el historiador Jorge Enrique Esguerra, quien no se detuvo en su trayectoria por la Comisión Quinta del Senado, la cual es ampliamente conocida y ha sido destacada por las principales revistas económicas del país.

Como historiador Esguerra se centró en la etapa que antecedió su llegada al Senado en el 2002, que es la menos conocida, pero que sin duda fue la que le dio los basamentos para el conocimiento del país, por su vinculación durante 30 años a las luchas de trabajadores, campesinos, clases medias y empresarios nacionales, que lo llevaron felizmente al Congreso.

Robledo se caracterizó por su intensa labor organizativa en todos los ámbitos sociales, siempre luchando contra la corriente, no solo en medio del ambiente hostil de gobiernos demagogos y represivos; sino en el mismo seno de la llamada izquierda. En el Moir se propuso construir un frente que acogiera a la inmensa mayoría de la población en pro de sacar de la dependencia de los monopolios a la nación para conducirla por la vía del desarrollo, por lo que se debía incluir en ese frente al empresariado que estuviera respaldando ese cometido.

Su actividad como docente e investigador fue prolífica. Escribía libros, artículos de revistas y columnas en los diarios La Patria de Manizales y el Nuevo Día de Ibagué. Su primer libro, El drama de la vivienda en Colombia, escrito en 1985. Su aporte al estudio del bahareque en el Antiguo Caldas, logró el reconocimiento internacional de esa tecnología sismorresistente, dos libros quedaron como testimonio de ese estudio: La Arquitectura campesina del bahareque en Caldas (1989-2016) y Un siglo de bahareque en el Antiguo Caldas (1993). El estudio histórico de la ciudad de Manizales lo concretó en su libro La ciudad en la colonización antioqueña: Manizales (1996), que obtuvo el premio en Teoría, Historia y Crítica en la XVII Bienal Colombiana de Arquitectura (2000). Durante 26 años fue profesor de la Universidad Nacional, Sede Manizales, institución que le concedió las distinciones Medalla al Mérito, Maestro Universitario y Orden Gerardo Molina, los restantes doce que publicó están relacionados con su denuncia de la corrupción y con su visión crítica de las políticas neoliberales que comenzaban a atentar contra lo poco conseguido en el siglo XX en el agro y la manufactura.

Lo vamos a extrañar senador Robledo en su agudeza en los debates de control político, en su oratoria de la cual hizo su trinchera, en su independencia y probidad.

POR: CARLOS LAGOS

 

Category