Los niños merecen respeto
Christian Benítez Ramírez

¿Cómo es posible que ante el sin número de denuncias realizadas por estudiantes, padres de familia e instituciones educativas, el proveedor de la ciudad de Pasto continúe realizando su función y sin ninguna mejora? ¿Deben estar nuestros infantes sometidos a esta situación que pone en peligro su salud? ¿A caso los niños y niñas no merecen respeto?

Estas y muchas interrogantes más surgen después de que los colegios de la ciudad se siguen movilizando, exigiendo mejoras en los alimentos suministrados por el Programa de Alimentación Escolar, PAE. El Último plantón fue realizado por padres, estudiantes y manipuladoras de alimentos de la Institución Educativa Municipal Luis Delfín Insuasty Rodríguez, Inem, quienes exigen mejores garantías en la prestación de este servicio.

Y es que ahora no solo se manifiestan por los alimentos en malas condiciones o la entrega en horarios no establecidos, sino también por la falta de pago a las manipuladoras de alimentos, quienes son las encargadas de recibir los alimentos por parte del Consorcio Colombia Adelante y quienes hacen la entrega de los mismos a los estudiantes.

Mensajes como “Señores Secretaría de Educación, las manipuladoras somos personas y merecemos respeto ¡que nos paguen!”, primaban en este acto de movilización.

“No basta amar a los niños, es necesario que se den cuenta que son amados. Entreguen a diario el PAE”, reza un cartel que sostiene un infante de aproximadamente 6 años de edad, que es el presidente del grado primero de esta institución y es que, según lo expresado por una de las manipuladoras, las entregas se hacen en horarios diferentes cuando ya los estudiantes han salido de las instituciones, en ocasiones hasta entregan en horas de la noche y otras ni siquiera llegan los alimentos.

Muchos de los infantes que asisten a los colegios públicos de la capital de Nariño, son estudiantes de bajos recursos, que algunas veces los alimentos suministrados por este programa es el único plato de comida que reciben en el día, no debería ser así, pero los altos índices de pobreza, desempleo y trabajo informal ha llevado a que las familias no puedan ni siquiera satisfacer sus necesidades básicas, entre estas la canasta familiar.

Es por ello que se hace un llamado, no solo al proveedor a que en realidad se haga cargo de esta situación y busque medidas pertinentes para solucionarla, sino también a todas las entidades locales, departamentales y nacionales a que se comprometan a finiquitar dicha problemática que pone en riesgo a la salud de los infantes, pero también a generar estrategias que permitan que esta no sea la única comida diaria de los estudiantes, garantizando mejor opciones de empleo y formalización de vendedores informales que permitan mejorar los índices de pobreza.

Por: Christian Benítez Ramírez

Category

Horóscopo

Publicado2022-08-14

En el marco del campeonato de fútbol de los barrios surorientales se lleva a cabo el festival de escuelas deportivas, en donde se reúnen deportistas

Video juegos

Publicado2022-08-14

En el marco del campeonato de fútbol de los barrios surorientales se lleva a cabo el festival de escuelas deportivas, en donde se reúnen deportistas