Para el nuevo presidente: cambiar el cierre empresarial de Nariño
Guillermo Alfredo Narváez Ramírez

Hoy se elige un nuevo presidente de Colombia y para él una verdad por transformar: el desarrollo empresarial, con el cierre de empresas del departamento de Nariño. Veamos.

La historia empresarial de Nariño, en el sector comercial, sobre todo, ha sido diversa. Así la economía en el sur de Colombia ha tenido cambios notables en esta segunda década del nuevo siglo. Sus características mirando desde el lado optimista de la realidad bipolar han sido positivas y negativas. Entre lo más relevante, y tal vez representando lo mejor para la región, está la gestión del gran comercio en la ciudad de Pasto.

Es cierto que aquí la producción industrial no existe. Pero con la nueva realidad, cuando las mayorías actúan pensando en las ventas, el comercio, liderado por el grande, ha modificado las antiguas ciudades de Pasto e Ipiales, al menos. Y no lo ha hecho de cualquier forma. En la actualidad lo que predominan son los grandes centros comerciales y almacenes de cadena, los cuales, hasta hace poco, eran de imposible existencia.

El efecto económico que se siente es grande y se multiplica. Y en ese cambio comercial se condensa no solo en eso. Allí están, a la vez, importantes elementos de cambio en lo que tiene que ver con la cultura, las costumbres y las relaciones sociales. Por su parte el comercio mediano sigue el ritmo que ha marcado el gran comercio y al respecto se deben resaltar casos representativos de cambio, que también suman en el crecimiento. El reto del cambio ha quedado así para los negocios tradicionales que van quedando en algunos barrios.

 

"Aquí, en vez de abrir y de hacer crecer las empresas, se las acaba; ni siquiera se las vende; sencillamente, desaparecen, en un relativo corto tiempo".

 

Tomando como base una investigación universitaria se puede afirmar que el comercio detallista en el departamento de Nariño, sobre todo en sus tres principales ciudades, Pasto, Ipiales y Tumaco, se cuenta por miles y presenta unas características interesantes.

Se calcula que un creciente número de tiendas y otros expendios de todo orden venden productos de tipo alimenticio, junto con otros pedidos para el hogar. Este tipo de negocios es el más dinámico y el que más estabilidad presenta, a pesar de todas las circunstancias.

Sin embargo, se debe destacar una tendencia maligna de Nariño, sobre todo de Pasto, la cual caracteriza a los empresarios como los “acaba empresas”. Esto implica que, ante las dificultades, no se resiste en la forma en que se hace en otras partes, buscando alianzas, fusiones, etc., sino que se toma la decisión de cerrar. Lo anterior refleja la cara negativa de la actual realidad empresarial de Nariño, de no crecer, de acabarse.

La mayoría de economía comercial ya no existe, y los que aún subsisten, por ejemplo, los de la Calle 18, el centro neurálgico de ayer y de hoy en la economía pastusa, no son de sureños; son de foráneos, árabes, antioqueños, etc.

Como alguien decía, luego de una conferencia dictada sobre el tema, para Pasto y en Nariño habría que imprimir un nuevo término económico para los empresarios: el de “acaba empresas”. Aquí, en vez de abrir y de hacer crecer las empresas, se las acaba; ni siquiera se las vende; sencillamente, desaparecen, en un relativo corto tiempo.

Vale la pena recordar empresas como Casa Sager, Casa Inglesa y Casa Escrucería; la industria de Jabones de Nabor Enríquez, de Gaseosas La Frutal, La Imperial y la Samaritana; las Cervecerías Alemana y Baviera y, claro está, el desaparecido Banco del Sur, todas ellas empresas que fueron grandes en las décadas del treinta y el cuarenta del siglo pasado.

De tantas de esas épocas solo subsisten la centenaria Casa Mettler y la Fábrica de Gaseosas La Cigarra. En épocas recientes muchos son los casos dolorosos de la desaparición de empresas como las de Café Don Tinto, Pastas Martha y la agonía de Almacenes Amorel, en el sector privado, junto al más grave de todos: el de la extinción de la empresa Licorera de Nariño, acabada por culpa de los corruptos administradores y los falsos dirigentes sindicales.

Por: Guillermo Narváez

Category

Espectáculo

Publicado2022-08-08

Millonarios FC se encargó de cerrar la jornada sabatina correspondiente a la sexta fecha de la Liga, y lo hizo jugando bien, ‘bailando’ y goleando al Cali, pues se firmó

Horóscopo

Publicado2022-08-08

Millonarios FC se encargó de cerrar la jornada sabatina correspondiente a la sexta fecha de la Liga, y lo hizo jugando bien, ‘bailando’ y goleando al Cali, pues se firmó

Video juegos

Publicado2022-08-08

Millonarios FC se encargó de cerrar la jornada sabatina correspondiente a la sexta fecha de la Liga, y lo hizo jugando bien, ‘bailando’ y goleando al Cali, pues se firmó