¡Qué viva el Carnaval!
ClauZ

Como todos los inicios de año Pasto, la Ciudad sorpresa de Colombia, sorprendió al mundo con el talento de sus artesanos y sus majestuosas carrozas, que si bien no desfilaron por la tradicional Senda del Carnaval, hicieron que propios y turistas se  encantaran con los detalles de su arte.

Como cada enero Pasto deslumbró a través de redes sociales y medios de comunicación al mundo con el Carnaval de Negros y Blancos, que si bien en su versión 2022 tuvo algunos cambios, como siempre nuestros artesanos nos dejaron con la boca abierta, porque si de algo estamos seguros los nariñenses es que el arte y el talento corre por las venas de los nacidos en esta hermosa tierra.

Espero al igual que la mayoría de artistas de esta tradicional fiesta y una de las más importantes de Colombia que el próximo año por fin podamos volver a las costumbres, poder disfrutar del desfile magno y de todo lo que representa el Carnaval para la región y el mundo.

El aplauso y los reconocimientos como siempre a nuestros artesanos, quienes prácticamente con las uñas intentan mantener este légalo, si algo nos deja claro el Carnaval en Pasto es que esta riqueza cultural que nos hace sentir orgullosos y por la cual gritamos ¡Qué viva Pasto Carajo! Debe mantenerse y por lo tanto cada año se deben buscar las estrategias para respaldar económicamente a estos artistas que por meses dejan de dormir, comer y compartir con su familia por la simple razón de recibir los aplausos mientras hacen su recorrido de horas para maravillar al mundo a través de sus piezas de arte.

Por primera vez en la capital nariñenses vivimos un Carnaval estacionario, que si bien es diferente y a muchos no les gusto nos deja como enseñanza el hecho de que la gente pudo observar de cerca el arte, color y detalles de cada pieza, por primera vez pudimos compartir con los creadores y conocer de la mano de ellos todo lo que representa participar en este magno evento, porque más allá de la pieza existen las historias, las trasnochadas y no está de más la lluvia, el sol y todo lo que trae consigo el ser artesano de este majestuoso Carnaval.

Quedarán cosas pendientes como es costumbre, pero ojala en próximas oportunidades se opte por generar estos espacios de interacción para que la gente disfrute de las carrozas, para después de verlas circular en nuestra Senda se pueda tener algunos días para tomar fotos, detallar y seguir cada día maravillándonos y llenándonos de orgullo de estas piezas únicas que nacen en esta región olvidada por las autoridades pero como siempre lo he dicho llena de cultura, magia, color y principalmente encanto.

Por: Claudia Zambrano Erazo.

Category

Horóscopo

Publicado2022-08-10

Las fisicoculturistas nariñenses María Ángel Ortega y Carolina Ortega se vienen consolidando al conseguir medallas para la región en diferentes compe

Video juegos