A trabajar en equipo

Hernán Insuasti Gonzales (Acord)

En los últimos días ha pasado de todo en Deportivo Pasto, ruido que no es la primera vez que se presenta. Transcurridos varios años de su aparición como equipo profesional en 1996, las dificultades económicas han ocasionado que la institución se encuentre entre la espada y la pared. La advertencia de los jugadores para no disputar un partido por falta de pago, ya lo hemos vivido muchas veces.

Es muy fácil decir que los actuales directivos son los malos del paseo, ya que estamos hablando de la inmediatez, pero los errores dirigenciales, así como la indiferencia de los asociados e hinchas en el transcurso del tiempo, son aspectos que marcan la crisis.

Evidentemente la actual administración ha cometido crasos errores, por eso, no tengo la mínima intención de convertirme en escudero de ellos, sin embargo, acudiendo al equilibrio debo decir que muchas personas tienen su tajada en la problemática actual. Es una pena saber, que anteriores directivos salieron corriendo, incluso ahora ya no son ni siquiera asociados y desde afuera solo con critican y ahora sin aportar nada se las dan de salvadores.

 

"Los nariñenses debemos trabajar en equipo para que Deportivo Pasto salga adelante. Los directivos actuales se deben dejar ayudar. El club necesita inversionistas".

 

A otros que no sabemos cómo serían en el papel de dirigentes, se les hace campañas desde los micrófonos, sin darnos cuenta que verdaderas intenciones tienen.

Me mantengo en la posición de hace mucho tiempo, en el sentido de que todos los nariñenses en equipo debemos trabajar para que Deportivo Pasto como institución que es lo más importante, salga adelante. El comité ejecutivo actual se debe dejar ayudar, simplemente porque la culpa no es únicamente del presidente Oscar Casabón, sino que también Sebastián Vallejo, Javier Lasso, Hernán David y Mauricio Rosas que creo ya están suficientes ‘grandecitos’, deben responder por sus actos y asumir la responsabilidad.

Me cuentan que el señor Vallejo está en la oposición y quiere formar tolda aparte, lo cual me parece magnífico siempre y cuando todo gire en torno al bienestar del club.

Hay que reiterar algo más, en el sentido de que verdaderamente el cambio de asociación a sociedad anónima es algo necesario y a lo cual se debe transformar la entidad para salir de los problemas. La llegada de inversionistas con grandes capitales, unidos a los que están adentro y que tienen todo el derecho de contribuir con dinero, debe ser un aspecto inaplazable. Hoy por hoy las instituciones deportivas no viven por aplausos o por el amor de sus hinchas, sino que se necesita una gran cantidad de dinero para permanecer.

Por: Hernán Insuasti Gonzales (Acord)

Category