Hernán Insuasti Gonzales (Acord)

La semana pasada se presentó un hecho histórico para el deporte aficionado de Nariño. La Asamblea Departamental aprobó la tasa pro deporte y recreación, lo cual significará la llegada de un importante dinero para fomentar, estimular el deporte, así como la recreación en la región sur del país.

La tasa establecerá un recaudo del 2% del valor de los contratos suscritos con el departamento de Nariño, es decir, que se espera en el segundo semestre de este año lograr una suma aproximada de 3.500 millones de pesos, duplicando esa posible suma el próximo año cuando ya abarcará toda la temporada.

De esta manera, los diputados por unanimidad aprobaron ese tema, lo cual no puede catalogarse como un favor que ellos le hacen al deporte, ya que por el contrario estaban en mora de hacerlo.

¿Qué se espera a partir de la aprobación y después del desembolso que se haga? Simplemente que haya una administración juiciosa de esos recursos, debido a que los mismos deben llegar a las Ligas que tengan una gran organización, que presenten proyectos idóneos de cara a sus participaciones y que busquen beneficiar totalmente a sus deportistas, quienes deben contar con todas las garantías para prepararse y después competir.

 

"Nariño tiene todas las condiciones para que se constituya en una potencia del deporte, algo que se podría dar con los recursos que llegarán y ojalá sean bien aprovechados".

 

Hay un aspecto positivo con que cual estamos de acuerdo y es que la misma asamblea de manera vehemente se comprometió a llevar a cabo un seguimiento exhaustivo a esa plata, simplemente porque ninguno puede pasársela de vivo para sacar provecho de la misma. Históricamente ha ocurrido, que muchas personas toman el deporte como la mejor oportunidad para usufructuarse y de paso enriquecerse con el deporte, algo que no puede seguir pasando.

La vigilancia a partir de este momento debe ser de todos, ya que en este país toca desconfiar, por eso, tenemos que los dolientes del tema deportivo nos tenemos que transformar en veedores permanentes para que esos recursos, que no son pocos, lleguen a un buen destino.

No nos cansaremos de decir, que Nariño tiene todas las condiciones para ser una potencia nacional del deporte. Su variada geografía, sus climas opuestos de un lugar a otro, hacen que existan las posibilidades de sacar competidores en todas las disciplinas. Excepto Antioquia y Valle que cuentan con gran potencial, si se trabaja bien, Nariño debería estar pisándoles los talones y disputando las medallas de oro a esas grandes regiones.

Por: Hernán Insuasti Gonzales (Acord)

Category