¿Y el amor por la madre tierra?
Sofonías Rodríguez.

Hoy segundo domingo de mayo y siguiendo la tradición es el día de la madre. Todos los abrazos, besos y detalles van para el ser más querido que Dios regaló a la humanidad. Los músicos le dedican en serenata sus sentidas melodías; los poetas tienen su mejor inspiración en la mujer que nos propició la vida, los pintores dibujan todo el inmenso amor que a ella le profesamos.

Y de la madre que ya no está con nosotros sin importar los años que hayan pasado conservamos viva su imagen, las enseñanzas que nos dejó como legado y las demostraciones de ese amor sin igual que en todo momento nos brindó. En esta fecha especial hacemos feliz memoria a quien dio todo por nosotros y como premio a su misión cumplida está ahora gozando de la felicidad eterna.

 

"Cuándo pararán los abusos y crueles acciones contra la Pachamama que no garantizan vida plena en los próximos años".

 

Pero enfocando esta gran celebración, digamos que nuestra madre tierra no sólo vive sin dolientes, sino que ha sido objeto de maltrato indiscriminado, de daños irreparables y perjuicios a la naturaleza, a su fauna, su flora y a todo lo que sabe al principal hábitat del hombre. Lo grave es que todos pasamos indiferentes ante el cuidado y la protección de la naturaleza.

Son muchos los factores que vienen contribuyendo para que estemos en deplorables condiciones respecto a la tierra y que para los humanos pasan de inadvertidos. Algunos de ellos son: La polución o contaminación ambiental, causa la muerte a 12.6 millones de personas al año según la Segunda Asamblea de las Naciones Unidas para el medio ambiente, Unea.

Muchos no creerán, pero la guerra y conflictos también son catastróficos porque cuando una bomba explota genera temperaturas muy superiores a las de estado normal que destruyen la composición interna de los suelos. Además, con la deforestación se arrasa los bosques y las selvas de la tierra en forma alarmante causando efectos negativos para el medio ambiente.

Igualmente los vertederos del petróleo que en más de un país por causas distintas, se ha producido derramamiento de petróleo en el mar o en los ríos lo que ha afectado y de manera muy riesgosa sus aguas siendo las principales víctimas los animales y el hombre con males irreversibles.

Entonces, concluimos diciendo: cuándo pararán estos abusos y crueles acciones contra la Pachamama que no garantizan vida plena en los próximos años, cuando se teme que las nuevas generaciones van a ser los directamente perjudicados. Que Dios nos proteja.

 

Por: Sofonías Rodríguez M.

Category