El Pacto Historico está molesto por acercamientos con otras corrientes
Álvaro Uribe, expresidente.

En el marco del 'gran acuerdo nacional' convocado por el presidente electo Gustavo Petro, el propio nuevo jefe de Estado ha sostenido encuentros con diferentes sectores políticos, entre los que de manera sorpresiva inclusive hubo una impensada reunión con el expresidente Álvaro Uribe Vélez, considerado por muchos como el archienemigo del presidente electo..

Esos encuentros, que se dieron también, por ejemplo, con el líder natural de Cambio Radical Germán Vargas Lleras, la directora de la U Dilian Francisca Toro, el ahora presidente del partido Conservador, Carlos Andrés Trujillo, y el excandidato presidencial Rodolfo Hernández, no han caído del todo bien en las bases del Pacto Histórico, coalición con la que Petro ganó la Presidencia de la República. 

Incomodidad de Bolívar

El senador y cabeza de lista por el Pacto, Gustavo Bolívar, dejó ver su incomodidad a través de redes sociales. "Bienvenida la reconciliación pero a Uribe, solo perdón social. Perdón judicial si va a la JEP. Perdón divino… difícil. No podemos traicionar a las víctimas", manifestó.

Incluso, sobre la eventual posibilidad de que Carlos Amaya, exprecandidato de la Coalición Centro Esperanza y que apoyó a Rodolfo Hernández en segunda vuelta, llegara al Ministerio de Agricultura, indicó: "Admiro la generosidad de Gustavo Petro para conformar un gobierno pluralista y de unidad que garantice la paz y la gobernabilidad en Colombia. Pero no olvidemos organizaciones sociales, sindicales, campesinas, indígenas, afro y a la izquierda que se jugó la vida por esta causa. #ConAmayaNo".

 

Inconformidad

 

Ese rumor llevó también a que el senador electo César Pachón se sumara a esa inconformidad. "Juntarse con todos, sí. Dialogar con todos, sí. Construir desde la diferencia, sí. Pero premiar a “traidores” que pescaron en río revuelto, en esa no cuenten conmigo. Perdón, pero hasta ahí llego", señaló el parlamentario.

También lo hizo el concejal del Polo Democrático Carlos Carrillo: "Los verdes acomodados llevan años hablando pestes de Petro, del petrismo, de la izquierda, etc., y ahora van a posar de palomitas de la paz para ver qué ministerio les toca. La política es muy dinámica, pero al menos disimulen. Si Amaya quiere ser ministro, que lo nombre Robledo".

Los sindicatos

Bolívar en su trino hacía también mención de los sindicatos porque también han expresado su inconformidad con la hasta ahora nula participación que han tenido para, por ejemplo, los procesos de empalme del Gobierno saliente y el entrante. Organizaciones como Fecode y la CUT han hecho públicos esos reclamos.

Por lo pronto se espera que sea el propio presidente electo, Gustavo Petro, quien, a su regreso al país, le haga frente a esta serie de críticas, que por el momento se constituyen como una especie de “motín a bordo”, motivado por los celos políticos que comienzan a aflorar por doquier.

 

Category