Tips y trucos de belleza con linaza

Daroart

El aceite de linaza es un ingrediente idóneo para ello puesto que contiene una gran cantidad de minerales y vitaminas beneficiosas para nuestra piel y nuestro cabello.


Exfoliante con linaza
Conseguir una piel más limpia y sin toxinas es posible con la linaza. Podemos mezclar este ingrediente con miel y conseguir purificar e hidratar en profundidad nuestro cutis. Para conseguir hacer este exfoliante natural necesitarás los siguientes ingredientes:

Agua
1 taza de miel orgánica (natural)
25 gramos de linaza
Para hacer este remedio necesitarás poner a calentar medio vaso de agua y cuando esté tibia tendrás que verter la linaza con la taza de miel; remueve todos los ingredientes hasta que consigas una mezcla homogénea. Una vez esté lista, tendrás que dejar reposar este exfoliante dentro del frigorífico durante unas 3 horas para aprovechar al máximo sus propiedades limpiadoras.

Una vez pasado este tiempo, deberás humedecer tu rostro y aplicar un poco de esta mezcla sobre él dando unos suaves masajes circulares durante 3 minutos. Después, enjuaga con abundante agua tibia y aplica tu hidratante habitual. Repite este proceso 1 vez por semana y verás cómo tu piel luce más brillante y limpia.
La linaza para tratar la flacidez
Uno de los componentes de la linaza son los mucílagos, un tipo de propiedad que ofrece tersura y tonifica la piel; por tanto, es idóneo para tratar las pieles con flacidez y dotarles de un aspecto más tonificado y suave. Para elaborar este tónico natural necesitarás estos ingredientes:

2 cucharadas de linaza
Medio vaso caliente
2 gotas de aceite esencial de ciprés.
1 gasa
Lo primero que tenemos que hacer es moler las semillas para conseguir abrirlas; después tendremos que mezclarlas con el medio vaso de agua hasta que formes una pasta espesa, entonces, añade el aceite de ciprés y remuévelo todo para que se mezclen todos los ingredientes.

Ahora tendremos que aplicar esta mezcla en la gasa y, una vez embadurnada, tendremos que colocarla en las zonas con flacidez; para conseguir que se quede inmovilizada se recomienda cubrirla con papel de film, papel de plástico. Si repites este tratamiento durante 2 veces a la semana verás cómo tu cuerpo empieza a mostrarse más tonificado y con menos flacidez.
Linaza para evitar la caída del cabello
La linaza es un ingrediente que puede conseguir frenar la pérdida de cabello desde dentro puesto que es rica en ácidos grasos Omega 3, en ácido alfa linólico y en ácido eicosapentaenoico, todos ellos idóneos para hacer crecer el cabello de forma natural. Para conseguirlo puedes hacerlo de dos maneras: insertando la toma de linaza en tu dieta tomando una cucharada al día o haciendo una loción con agua y que podemos aplicar directamente en el pelo.

Para hacer el tónico tendremos que poner las semillas de linaza en un vaso con agua y dejar que reposen durante toda la noche; a la mañana siguiente tendrás que colar el agua y guardarla en un bote, las semillas puedes tirarlas a la basura. Este agua es el que usaremos para aplicarlo en nuestro cabello mediante un ligero masaje que active las cutículas; aplícalo cada día y verás cómo tu pelo se vuelve más fuerte y sano.


Piel más joven con linaza
Debido a su alto contenido en aceites esenciales, la linaza es un ingrediente perfecto para conseguir hidratar nuestra piel desde dentro y reducir, así, los signos del envejecimiento y las arrugas. Para lograrlo necesitaremos estos ingredientes:

2 cucharadas de linaza
1 cucharada pequeña de aceite de almendras
Tendremos que machacar las semillas de linaza y, después, añadir el aceite de almendras. Mézclalo todo para que ambos ingredientes se integren y aplica el resultado sobre tu rostro que debe estar limpio. Deja reposar este producto sobre tu piel durante 10 minutos y después enjuaga con abundante agua tibia.


 

Category