La Constitución política de 1991 establece en su artículo 13 que: “Todas las personas nacen libres e iguales ante la ley (…)”, esto más allá de ser un copy and page del articulado primero de la Declaración Universal de Derechos Humanos (Adoptada y proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de diciembre de 1948) es un saludo a la bandera en nuestro país.