hora

Estamos a menos de dos meses de las elecciones y muchos candidatos parece que ya se sienten elegidos, gracias al optimismo desbordante y triunfalista que les imprimen sus asesores de campaña.

Si bien en un proceso como el electoral hay que sentirse todos los días radiantes y ganadores, esto no da motivo para que a los candidatos, les suban los humos a la cabeza porque en “la puerta del horno se quema el pan”.