Vida Moderna

Las personas amables son difíciles de olvidar pues su trato siempre se agradece y hace más llevadero los momentos difíciles de la vida.  La amabilidad no se trata de dar un buen servicio para lograr una venta;  ser amable se refiere a la persona “que es fácil de amar”, y amamos con facilidad a las personas buenas. Estas personas siempre tendrán las puertas abiertas de cualquier lugar,  por eso a todas las madres nos interesa criar hijos amables que lleguen a ser buenas personas.