Se encuentra usted aquí

Minuto a Minuto

EN VIVO

28/02/2018 - 09:46
Los sismos ponen en alerta a los habitantes y con esta aplicación usted podrá informarse de todo lo referente.

Vea También...









Recomendado

recomendado

13/11/2019 - 18:26
Foto: Europa Press
31/10/2019 - 11:40
El jefe de Estado anunció la presencia de 2.500 agentes, en los próximos 40 días, para resguardar la seguridad de los habitantes del departamento.
Foto: Presidencia
27/10/2019 - 21:54
El presidente de los colombianos se refirió a la jornada de elecciones regionales y realizó su balance.

Encuesta

¿Le conviene al gobierno de Iván Duque que Guillermo Botero haya renunciado?

Chica Instagram de Hoy

Chica Instagram

27/10/2018 - 15:56
La joven modelo estadounidense cada vez que publica una foto vuelve locos a sus fans y quienes no se cansan de elogiarla. ¡Mira las fotos!

Espacio Paranormal

Para ver más noticias escalofriantes ingrese AQUÍ

Lunes, Noviembre 26, 2012 - 09:05

A estas alturas del siglo XXI, cuando el desarrollo tecnológico es tan avanzado que cada día nos asombramos y que podríamos decir que el hombre ha llegado a un máximo estado de civilización, vemos que en la realidad en lo que se refiere a las relaciones entre hombres y mujeres no hemos salido de la época de las cavernas, por esa violencia tan acentuada contra la mujer que nos debe poner a reflexionar si en verdad hemos evolucionado.

Cuando se habla de violencia contra la mujer surge inmediatamente el tema del machismo y vemos que en Colombia la situación es desbordante. De acuerdo con estadísticas entregadas por el Instituto de Medicina Legal, entre enero y octubre de este año han atendido a 47.390 mujeres víctimas de violencia intrafamiliar. De ese número, 34.855 casos corresponden a mujeres agredidas por su pareja. Y en el mismo periodo se han producido 932 asesinatos.

En el departamento de Nariño las cifras son elevadas y en lo que compete a violencia intrafamiliar en la mayor parte de casos la afectada es la mujer con agresión física, sicológica y violencia sexual que si bien se denuncian en gran parte no se lo hace por evitar represalias o escándalos.

La violencia de la mujer está acentuada en las zonas rurales y en ciudades como Pasto el problema crece en las comunas, sobre todo la Diez, en donde por la incidencia de los casos se ha tomado la decisión de ubicar el próximo años en esa zona una Comisaría de Familia para comenzar a recibir directamente las denuncias y motivar a las mujeres que no lo hacen a conocer y hacer respetar sus derechos.

Y por qué no se ha cambiado ese criterio machista pese a la cantidad de información que ahora se maneja, a las políticas de género y a las campañas que permanentemente hacen distintas instituciones. En primer lugar tendríamos que entrar a evaluar la efectividad de estos procesos para ver si fallamos en su contundencia, porque en las familias vemos que las madres aún educan a los hombres con ese sentido de superioridad y de rudeza. Por ejemplo advirtiéndole que no jueguen con muñecas, señalándole que las labores domésticas son sólo para las mujeres y dándole mayores libertades que a las mujeres que se las educan son fuerte sumisión.

Tenemos una costumbre arraigada en Nariño y el resto del país de permitir a los hombres tener más de una mujer y que la sociedad no lo mire mal, contrario a que lo hiciera una mujer porque ese proceder es condenado y señalada como una prostituta.

Para cambiar ese criterio machista tendremos que meternos al corazón de las familias y en los establecimientos educativos comenzar el proceso desde los jardines infantiles y llevarlo con contundencia por la primaria, el bachillerato y la universidad, pero el problema es el factor social y económico, puesto que la violencia intrafamiliar se da más en esos hogares en donde el padre no tienen trabajo, la madre se debe dedicar a labores domésticas y a criar a los hijos y afloran muchas necesidades que conllevan incluso a separar del colegio a los niños y adolescentes, deserción escolar que es acentuada en nuestro departamento.

En las decisiones y la participación política el papel de la mujer en Nariño es reducido o si no veamos la conformación de las juntas de acción comunal, los concejos, gremios o cooperativas y partidos en donde es mínima su presencia, como por ejemplo el Concejo de Pasto en donde solo hay una mujer, Diana Carolina Hidalgo y en la Asamblea Departamental, únicamente la diputada, Mariana Pantoja Cabrera. En las administraciones municipales y departamental, se trata de cumplir con el 30 por ciento mínimo de la participación de la mujer en los cargos como lo exige la ley.

En la conmemoración del Día internacional de la no violencia contra la mujer, el Comité Internacional de Derechos Humanos, CIDH, señaló que las mujeres son más afectadas por la pobreza que los hombres, porque tienen menos acceso a vivienda y a servicios de salud, son víctimas de violencia física y sexual en mayor proporción que los hombres y son discriminadas por factores como la raza, etnia y la pobreza.

Esa red de protección a la mujer tienen que fortalecerse y extenderse a los ciudadanos para comenzar a reversar esa realidad que tiene a las mujeres en el plano de las víctimas por ese imperante machismo.

- Software por Activisual -